La escultura

Base-origen-futuro = Cimientos-germinación-desarrollo

La escultura es una pieza dividida en tres partes bien diferenciadas. En su parte baja, representa la base "sólida" de un aprendizaje y de una experiencia, una base, por lo tanto, imprescindible para sustentar lo que el futuro nos depara. A esta base, en los cimientos, se le unen unas piezas en acero, como símbolo de la revolución que supuso el empleo de ciertos materiales para la ingeniería, la arquitectura o la construcción desde finales del siglo XIX. Estos elementos, uno de ellos con forma de ovoide fragmentado, representa la idea y el origen de un todo. El huevo primigenio como origen del pensamiento y desarrollador de las ideas, que se ven plasmadas por la representación de una flecha que mira hacia delante y a la construcción de un nuevo futuro.

La forma de la escultura no es casual, en ella se observa al hombre -como concepto universal- con actitud de mirar al horizonte, remarcado con esa flecha hacia el futuro.

El premio representa el ser humano y su capacidad, gracias a esa base, de ser generador de ideas, cualificado para proporcionar bienestar a futuras generaciones.

Santiago López, escultor del galardón